1000 nuevos agentes, 400 de la Guardia Urbana y 600 Mossos de'Esquadra

Barcelona es una ciudad segura, y además de las personas que viven, pasan por ella más de 50 millones de turistas al año. Esto, entre otras implicaciones, hace que los servicios públicos, en especial los que trabajan en el espacio público, deban tener en cuenta este volumen de tránsito de personas. Además, en los últimos años, con una alerta antiterrorista de 4 sobre 5 y un incremento constante de las movilizaciones ciudadanas, ha surgido la necesidad de replantear el tamaño y volumen de los cuerpos policiales.

La Ley Estatal actual no permite a los Ayuntamientos incrementar su plantilla policial. En el último mandato, el Ayuntamiento ha hecho lo máximo que se le ha permitido: reponiendo todos los efectivos que se han ido jubilando e incrementando 75 plazas más en la Guardia Urbana, que en total ha convocado 600 plazas para nuevos agentes. Además, cabe destacar que paga también 12 millones anuales en horas extras para poder cubrir los servicios necesarios de la ciudad.

Por otra parte, el sistema de seguridad está pensado para la colaboración con los Mossos, principalmente con sus funciones de policía judicial y responsables de orden público, mientras que la Guardia Urbana  tiene la función de garantizar la convivencia y la seguridad vial. La Generalitat de Catalunya no incorpora policías desde 2009 y no repone a las personas jubiladas. Esto ha generado demoras en las comisarías para poner denuncias, falta de respuesta a las llamadas al 112... Este servicio lo acaba cubriendo en muchas ocasiones la Guardia Urbana y evidencia también una falta de presencia preventiva en las calles. Actualmente Barcelona necesita 600 agentes que a pesar de todos los intentos, continuaremos exigiendo a la Generalitat.

Por ello proponemos:

  • Exigir al Estado que autorice la ampliación de la plantilla de la Guardia Urbana en 400 nuevos agentes que se dedicarían principalmente a hacer funciones de policía de barrio, refuerzo del territorio y trabajo de noche. Mientras no podamos ampliar la plantilla, seguir impulsando medidas como la contratación de los interinos de temporada para reducir el déficit.
  • Exigir a la Generalitat que incorpore 600 Mossos d'Esquadra en la ciudad, para cumplir con la cifra que acordó la Junta de Seguretat de Catalunya y para hacer frente a todas las demandas de la ciudad.

 

Eix
Abierta
Tema
Convivència i Seguretat